El plan de BBVA para reducir emisión de gases en Colombia

Siguiendo con su estrategia global de descarbonización, el banco español BBVA en Colombia, se propone entrar al mercado primario voluntario de carbono. Esto debido a que, según su presidente ejecutivo Mario Pardo Bayona, “financiar proyectos de reducción de gases de efecto invernadero tiene un gran potencial. Colombia puede y debe ser una potencia mundial en reforestación” añadió.

El pronunciamiento lo hizo en el marco de la presentación de resultados de la “Taxonomía Verde Colombia” organizado por IFC y en el que el ejecutivo participó de la mesa redonda “Hacia una Economía Verde”.

Un análisis de mercado ha permitido ver que con los precios actuales en el mercado de carbono y teniendo en cuenta que la demanda seguirá en crecimiento hay enormes oportunidades en Colombia para financiar proyectos que ayuden a descarbonizar la economía, muy especialmente proyectos de reforestación.

Según el directivo de la entidad financiera, para el adecuado desarrollo de los mercados de carbono es necesario fomentar la liquidez, transparencia, estandarización y robustez.

“Cuando Colombia sea un jugador activo en el mercado, será fundamental que se sigan los acuerdos y exigencias internacionales en la creación de proyectos estándares de carbono, sin dejar de lado el contexto local y las condiciones propias del desarrollo económico del país y de su entorno ambiental”, explicó el presidente Pardo.

Objetivos de descarbonización

Al analizar el comportamiento de la industria, se puede observar que los mercados de carbono, incluidos el de cumplimiento y aquellos en los que la demanda es voluntaria, pueden formar parte de las medidas y mecanismos que contribuyan a lograr la mitigación necesaria para alcanzar los objetivos de descarbonización y revertir la deforestación.

Hoy BBVA está comprometido con avanzar en la estrategia Net Zero, la descarbonización de la cartera con metas específicas intermedias en reducción de intensidad de CO2 para los sectores más sensibles a 2030.

Cabe recordar que el compromiso se pactó para que entre 2020 y 2030, el Grupo BBVA reduzca la intensidad de carbono de su cartera crediticia en un 52% en generación eléctrica; 46% en la fabricación de automóviles; 23% en la producción del acero y un 17% en la producción de cemento. Estos sectores, junto al carbón, representan el 60% de las emisiones de CO2 mundiales.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password