Emprender no es una moda: Emprender es una forma de vida

“Si cometes un error, por favor asegúrate que no sea el mismo…”

Julita Barreto – Mentor e Inversionista Shark Tank Temporadas 1 y 2

Emprendimiento, el motor de la economía nacional

Después de dos años particularmente retadores, diferentes y muy difíciles por las consecuencias generadas por la declaratoria de pandemia debido al COVID 19, en donde de una manera u otra todos los negocios se vieron afectados, con este espacio deseo resaltar la creatividad, resiliencia, el empuje y las ganas de salir adelante de las pequeñas empresas y los emprendedores colombianos. Por esto, desde lo que podamos hacer en Confidencial Colombia y de la mano con una comunidad de expertos, aliados estratégicos, empresas y mentores; acompañaremos, asesoraremos, apoyaremos, encaminaremos y visibilizaremos emprendimientos con alto contenido e impacto ambiental, social y económico, sostenibles e innovadores que aportan día a día y con mucho esfuerzo y dedicación a la reactivación económica, apoyan la empleabilidad y contribuyen al progreso, imagen y desarrollo del país.

Entendiendo que emprender va mucho más allá de las ganas, de tener una buena idea, de tener iniciativa, de tener un producto innovador acorde con las necesidades del mercado, incluso de tener relaciones y musculo financiero y de pasar de la idea a la creación de una empresa; nace nuestra iniciativa.

En Colombia, el 45% de los emprendimientos no sobreviven al primer año, el 59% no sobreviven al segundo año y el 69% no sobreviven al tercer año. Parte de esta iniciativa tiene como estrategia la transferencia de información y aprendizajes, orientada a detectar cuáles son los motivos de estas cifras tan altas e identificar las dificultades y amenazas por las que pasan los emprendedores y partiendo de esa base; desarrollar un plan de acción para fortalecer su estrategia, capacitar en  marketing y ventas, analizar la competencia, enseñar cómo definir correctamente los grupo objetivo para segmentar de forma correcta su mercado, revisar tendencias, perspectivas, posibles clientes y grupos de interés, etc., y de esta forma aportar de alguna forma a que estas cifras bajen y asegurar el éxito y permanencia de más emprendedores a futuro.

Ser emprendedor tiene varios matices y en un país como Colombia si no se está bien asesorado y no se implementan adecuadamente el Plan de Marketing y Ventas, se definen bien las estrategias comerciales y de relacionamiento analizando la competencia, y se hace un esfuerzo por contar con un acompañamiento de mentores y expertos en estas áreas (hay muchos cursos, capacitaciones, mentorias y charlas gratuitas), es muy posible el negocio no avance al ritmo que el emprendedor quisiera y se dé por vencido.

Yo soy emprendedora, emprendí hace 9 años. Mi primer año y medio fue muy duro, pensé no lo lograría, pero con el apoyo de un amigo mi primer cliente en 2014 fue Tigo. Desde entonces mi camino se despejó y andando a paso lento y poco a poco, hoy hacen parte de mis clientes y aliados varias de las empresas más grandes e importantes del país. Y qué mejor que compartir mi historia, aportar y apoyar desde mi experiencia y ayudar a otros emprendedores a despejar su camino.

¿Por qué queremos apoyar a los emprendedores en una época de diversificación, reactivación y recuperación a pesar de los factores externos que están afectando la economía mundial?

Son varias las razones que nos llevaron a tomar esta decisión y poner en marcha esta iniciativa:

– En la construcción de nuestro proyecto de Responsabilidad Social queremos aportar y apoyar a la reactivación económica y que mejor que apoyar y visibilizar el emprendimiento nacional

– Promover con nuestros clientes, contactos, aliados y en las grandes empresas, portafolios de productos y servicios innovadores de pequeñas empresas y emprendimientos de alto impacto ambiental, económico y social

– Contribuir al crecimiento y fortalecimiento de la economía colombiana apoyando e impulsando el emprendimiento, las microempresas y las pequeñas empresas en Colombia

– Aportar y apoyar la empleabilidad y la construcción de nuevos puestos de trabajo

– Apostarle al fortalecimiento comercial y a la visibilidad de productos sostenibles y amigables con el medio ambiente para así también aportar y ayudar al cuidado y salud de la Tierra

– Promover los productos únicos, originales y especiales ya que pensamos que quien recibe un detalle comprado a un emprendedor tiene algo diferente y en muchos casos único y personalizado que se ha hecho con amor y dedicación, y a lo cual se le ha puesto el alma

– De la mano y con nuestros clientes, contactos, empresas y aliados, acompañar estratégicamente y fortalecer las relaciones comerciales de los emprendedores. Compartir todo nuestro conocimiento en marketing, ventas, publicidad, liderazgo, comunicaciones y servicio al cliente para su progreso y desarrollo

– Para un emprendedor sus clientes son lo más valioso ya que a ellos les deben su existencia y presencia, los atienden de forma adecuada y personalizada, responden oportunamente todas sus peticiones, dudas e inquietudes, hablan de su portafolio de productos y servicios con amor y pasión. Promueven la sostenibilidad y la innovación como la base del éxito empresarial. Saben que para generar valor y tener buena reputación se requiere de una buena experiencia y esta solo se verá reflejada en un cliente satisfecho que por lo tanto será recurrente, que los referirá y recomendará con sus conocidos, familiares y amigos

– Apoyando el emprendimiento, apoyamos las ganas de salir adelante, la creatividad, el diseño, la  originalidad, las buenas ideas, la generación de empleo y la innovación del talento nacional. Le apostamos a Colombia

– “La plata se queda en casa”. Por lo general, los emprendedores hacen circular el dinero en Colombia porque generalmente también obtienen sus materias primas de proveedores locales y nacionales, apoyan artesanos, campesinos, mujeres, comunidades indígenas y grupos minoritarios tradicionalmente excluidos

Emprendimiento:

La fuerza de la reactivación, la innovación y la sostenibilidad

Colombia: cultura de emprendedores

En Colombia existe una cultura de emprendedores, lo que puede ser apoyado por una apuesta desde lo privado en temas de impulso a emprendedores y reactivación económica. No por nada, <en América Latina, Colombia es el tercer país más dinámico en emprendimiento>, de acuerdo con el Global Entrepreneurship Monitor, denominada como la investigación más grande a nivel mundial que mide la actividad empresarial dentro de los países, Bogotá tiene la mayor tasa de actividad emprendedora (21%) del país, según un análisis de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Generadores de Empleo

La pandemia nos dejó un consumidor con necesidades distintas, estas necesidades surgen exigiendo atención y servicio, innovación, diversificación, experiencia de compra y evolución en procesos, productos y servicios por parte de los emprendedores. Es por esto, que de la mano de expertos y con la experiencia de las grandes empresas, queremos poner nuestras relaciones y experiencia a disposición de los emprendedores y apoyarlos en el direccionamiento y necesidades de negocio. Sería una gran satisfacción para nosotros poder visibilizar emprendimientos que le apuestan a Colombia y a su gente y que entienden que son un eslabón muy importante en la cadena de abastecimiento, de productividad y generación de valor para la economía nacional. Los emprendedores deben tener claro que con su aporte, contribuyen a HACER PAÍS.

Emprendimiento no es informalidad

No le tengas miedo a la competencia, mejor dedícate a analizarlas y a aprender todo lo que puedas de ella. Las referencias competitivas son de mucha utilidad para tú negocio ya que cuando decidimos lanzarnos a emprender, es mucho lo que debemos tener en cuenta y son varias preguntas las que debemos hacernos que deben tener una respuesta positiva:

– ¿En temas legales, tributarios, contables, financieros, de mercadeo y ventas y otros que es definitivo tener claros para emprender, estoy bien capacitado o debo solicitar apoyo?

– ¿Estoy capacitado para tener un control real de los costos y márgenes de utilidad del negocio?

– ¿Tengo claro que mientras mi idea no esté bien ejecutada, no tengo un emprendimiento? Lo difícil en un emprendimiento no es llegar a una idea, es llegar a ejecutarla y tener éxito haciéndolo.

– ¿Mi hoja de ruta es clara? ¿Sé hacía dónde voy, cómo lograre hacerlo y llegar a cumplir mi cometido?

La base de todo emprendimiento (formal o informal) es la organización y la planeación, cada mes debes cerrar con un resumen ejecutivo y con un estado de resultados, esto nos muestra ordenada y detalladamente el rendimiento económico de nuestro emprendimiento y los aprendizajes y avances que hemos tenido en ese lapso de tiempo. Trata de siempre rodearte de los mejores, de personas que te enseñen y aporten y escucha al mercado, deja que te hable…

No hay mayor satisfacción para un emprendedor que la gente hable bien de él, que lo recomiende, que desee comprar su producto o servicio, comparta sus experiencias y se conecte con él cómo con ningún otro: cuando se hacen las cosas con amor y pasión y por amor a tu propio trabajo, te llueven los clientes, no es necesario que vayas a la calle a buscarlos.

Detrás de un producto deben estar asociadas una oferta y propuesta de valor y servicio bien definidas, bien estructuradas, bien ejecutadas y bien implementadas, esto es lo que hará que tu producto se distinga y diferencie de los demás en un país tan competitivo como en el que vivimos hoy en día.

Cuando hay generación de valor, una propuesta de valor emocionante, una experiencia de compra que toque los sentidos, un propósito, una buena atención y un buen servicio al cliente, se traspasan las barreras de lo físico. Tu producto se vuelve una necesidad dentro de la mente humana y logras llegar al corazón de las personas.

Un emprendedor debe tener una estructura, ser organizado y disciplinado, riguroso y constante. Debe ser analítico y estratega, debe tener conocimientos básicos en temas de marketing, publicidad, ventas, comunicaciones, contabilidad y atención y servicio al cliente. Las redes no siempre son suficientes para el crecimiento constante de un emprendimiento y menos para que se mantenga.

Emprender no se reduce a querer hacerlo, emprender es una decisión y una responsabilidad de vida, por esto nos exige buscar un socio que le aporte al negocio, reconocer y aceptar nuestras fortalezas y debilidades, nuestras fallas y nuestras ventajas. Un emprendedor debe ser fuerte en habilidades blandas más que en preparación y conocimiento, debe saber trabajar en equipo, tratar a la gente, ser tolerante a la frustración y adaptarse fácilmente al cambio.

Uno de los retos más difíciles e importantes que enfrenta el emprendedor de hoy, ese que quiere ser líder y un ejemplo a seguir, ese que tiene por impulso salir adelante, generar empleo y aportar al país, no es innovar, tecnificar y optimizar sus procesos, hoy el reto es tener marcas con propósito, más humana, más conscientes, más incluyentes…

El reto hoy es humanizar los entornos de trabajo e invertir en lo realmente importante, fidelizar y retener a los clientes que se tienen para construir marcas con propósitos definidos con las que se identifiquen estas personas. Los emprendedores están llamados a edificar sus marcas sobre la defensa y promoción de principios y valores y a acoger compromisos ambientales y sociales en los que sus clientes puedan confiar y creer. Las marcas de hoy buscan ser ejemplos a seguir, así más que clientes, tienen una comunidad que comparte valga la redundancia: VALORES COMPARTIDOS.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password