Hidroituango

Indudablemente la noticia de las últimas semanas de Colombia, de interés nacional estuvo alrededor del tema Hidroituango. Los colombianos y las colombianas estuvimos informados plenamente por todos los medios hablados, escritos, televisivos, de redes, sobre el tema de que si el 30 de noviembre entraban a funcionar las turbinas del proyecto hidroeléctrico más grande de Colombia denominado Hidroituango, ubicado en el río Cauca en el nordeste antioqueño en una zona donde el río Cauca, el segundo río más importante de Colombia, muy caudaloso, se encañona, ubicado fundamentalmente en el municipio de Ituango, en el mismo departamento.

La historia que ahora estamos abordando los colombianos, arrancó desde hace más de veinte años, desde cuándo Álvaro Uribe Vélez fue gobernador de Antioquia en los años 96-97. En aquellos tiempos se creó la sociedad Hidroituango entre la alcaldía de Medellín y el departamento de Antioquia, a través de un instituto de desarrollo de ese entonces. Arranca la sociedad y posteriormente arranca societariamente dando un giro a medida que avanzaba el proyecto después del año 2000, pero siempre esa sociedad con el objetivo de construir un proyecto hidroeléctrico de gran dimensión que, hoy podría aportarle al país si todo sale bien, el 17% de la demanda energética colombiana, esa es una enorme proporción hablando del componente nacional en materia de consumo de energía.

La Sociedad Hidroituango, encarga la ejecución del proyecto a EPM, Empresas Públicas de Medellín, prácticamente en una contratación directa, sin abrir licitaciones, aclarando fundamentalmente que EPM es de la alcaldía de Medellín, de carácter público, pero entregó la ejecución a EPM. Con los compromisos de construir, desarrollar, ejecutar, operar el proyecto cuando esté construido y de Comercializar la energía a EPM y que Empresas Públicas le responda a los socios y gobernación. Es decir, le encargó a EPM la ejecución del proyecto hasta su ejecución y comercialización de energía.

Posteriormente EPM hizo contrataciones con compañías de ingenieros del sector eléctrico, de constructores de infraestructura física, técnica, en fin.

El proyecto desde un principio tuvo algunas observaciones, especialmente en el debate que promovimos desde la Comisión Quinta del Senado, que los estudiamos a fondo, me llamó la atención las observaciones del Servicio Geológico Nacional, que manifestaba que en el macizo donde se desarrollaba el proyecto tenía fallas geológicas activas y que podían potenciarse con el embalsamiento de las aguas del Río Cauca y que iba posiblemente haber una licuó afección. Segundo, manifestaban las autoridades en ese debate que no hubo licencia ambiental para la construcción del tercer túnel que se llamaba Tercera Galería de desagüe del proyecto, porque se Construyeron primero dos y luego la tercera en el momento en que hubo amenazas de un embalsamiento y retraso del proyecto, entonces se construyó un tercer túnel de desagüe.

Ese tercer túnel fue el que causó la emergencia en el mes de abril o mayo del 2018, que fue muy grave y que causó amenazas aguas abajo del embalse y que pudo haber causado una gran tragedia. En el debate, por supuesto hubo más observaciones imposibles tratarlas en un artículo.

Luego de la emergencia dice EPM que se han tomado las medidas en los diferentes aspectos y que hoy es sólido el proyecto, que hoy tiene muchos sistemas de alerta para una posible afectación si se presenta, que no hay mayores temores en materia de calidad de la construcción. Y esa emergencia retrasó la entrada en funcionamiento que iba a ser en el mes de noviembre de 2018, es decir, hace cuatro años tenia que haber empezado a producir y generar energía para Colombia.

Hay que aclarar que, EPM tenía la amenaza de la Comisión de Regulación de Energía y Gas – CREG – que le iba a imponer una multa sino entraba a funcionar el pasado 30 de noviembre. Esto se debe a que buena parte de los recursos con los que se construyó provienen de un fondo que se denomina ENERGÍA EN FIRME, ese fondo se nutre de recursos de todos los colombianos que pagamos en la factura de energía eléctrica y ese fondo financia proyectos que la Unidad de Planeación Minero Energética UPME, hace una convocatoria a diferentes constructores y compañías o entidades que tengan proyectos de generación eléctrica, puede ser hidroeléctrica, termoeléctrica, eólica, energía renovable y EPM con la sociedad Hidroituango recibió recursos con el compromiso de producir hasta esta fecha necesariamente esta energía, sino la producía, esa entrega de los recursos del Fondo de Energía en Firme, pues se causaba unas multas, esa digamos fue el afán que los colombianos estamos viendo.
Ese proyecto se construyó con recursos de todos los colombianos y las colombianas. Esperamos que todo salga bien, el presidente de EPM ha tranquilizado al país, el Dr. Jorge Carrillo, con mucha propiedad ha manejado el tema y le ha explicado al país, está a punto de funcionar la mitad de la capacidad de generación.

Los colombianos esperamos que el proyecto finalmente termine bien, pero sobre todo cuando hay más producción ante la demanda nacional, mayor oferta de energía y que para los colombianos haya una rebaja efectiva en la factura de energía, ante mayor producción pues la misma demanda ordena, según las leyes del mercado que deben rebajar los precios, ojalá eso se cumpla

Guillermo García

Senador de la República Abogado y economista egresado de la Pontifica Universidad Javeriana, con maestría en Desarrollo Económico por la Universidad de Andalucía, España. Suma cuatro períodos consecutivos como senador de la república del Partido Liberal.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password