La apuesta de Bancolombia por el desarrollo sostenible del país

Durante estos 150 años Bancolombia ha tenido la sostenibilidad como estrategia de negocio, y desde el lanzamiento de la Línea Verde en 2014, la oferta ha tenido una evolución constante para acompañar a organizaciones y empresas de todos los tamaños y sectores de la economía en el desarrollo de proyectos orientados a avanzar en el camino de un futuro sostenible para todos.

Desde el lanzamiento de su primer crédito con foco ambiental hasta hoy, la entidad ha entregado más de $19 billones en su línea sostenible. Solo en el primer trimestre del 2024 se aprobaron 375 operaciones por $5,3 billones.

“Como entidad financiera cumplimos un papel muy importante en el abordaje de los grandes retos que enfrentamos en nuestra sociedad, entre ellos el cambio climático. De ahí que nos hayamos adaptado para entregar soluciones orientadas a impulsar esos proyectos que contribuyen a la descarbonización de la economía, a hacer uso más eficiente de los recursos y en general a construir un mejor futuro para todos”, afirma Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia.

Actualmente, la entidad financiera tiene a disposición líneas sostenibles que incluyen financiación en pesos y en dólares, factoring, coberturas, giro financiado para importaciones, así como herramientas y soluciones para acompañar el fortalecimiento de la sostenibilidad como estrategia de negocio de los clientes.

A ellas pueden acceder proyectos de eficiencia energética, energía renovable, producción más limpia, economía circular, movilidad sostenible, ganadería sostenible, proveedores de tecnologías sostenibles, empresas que cuentan con certificaciones en sostenibilidad, entre otros. Igualmente, hay líneas enfocadas en distintos sectores, por ejemplo, construcción, agro e incluso una línea azul que reconoce el aporte al desarrollo económico, social y ambiental en zonas costeras.

Algunos negocios que hacen tangible esta estrategia

La mayor demanda por líneas sostenibles se ha dado en proyectos de movilidad, producción más limpia, economía circular, eficiencia energética y construcción.

En esta década han sido cientos de organizaciones que con los créditos sostenibles de Bancolombia han logrado impulsar proyectos que apalancan su operación y que generan efectos positivos en la sociedad y en el medio ambiente.

En energía, Enel ha avanzado en su estrategia de modernizar y ampliar su infraestructura con el objetivo de llevar energía limpia a más personas en el centro del país. Igualmente, Bancolombia ha sido el aliado para la construcción de parques solares en diferentes regiones colombianas, al apoyar a empresas como Solarpack, uno de los proyectos de fuentes de energía renovable no convencional más grandes del país ubicados en los departamentos de Córdoba y Cesar, donde se proveerá energía a 230.000 hogares.

Por su parte, Erco obtuvo una financiación para la construcción de un parque solar con el que se proyecta generar 44 gigavatios hora anualmente, que equivalen al consumo mensual de 30.500 hogares, evitando la emisión de 4.500 toneladas de CO2 al año correspondientes a la siembra de 180.000 árboles; y AES Colombia en sus planes para ampliar la generación de energía de fuentes renovables y contribuir a la transición energética.

Teniendo en cuenta que el impacto social también entra en esta categoría, recientemente Vanti recibió un crédito sostenible con tasa preferencial atada a sus avances en diversidad, equidad e inclusión, lo que demuestra el interés de continuar impulsando iniciativas de las organizaciones con impacto positivo.

Bancolombia reconoce además a las empresas que están retando sus principales indicadores de sostenibilidad, otorgándoles mejores condiciones en sus créditos en la medida en que cumplen con sus metas. Organizaciones como Grupo Argos, Telefónica, Nutresa, Celsia y Tigo han accedido a líneas atadas a indicadores de sostenibilidad, con objetivos medibles en reducción de emisiones, restauración de ecosistemas, eficiencia energética, ampliar la presencia de mujeres en cargos directivos, circularidad de empaques y ampliar la conectividad, entre otros.

Los créditos sostenibles son un componente esencial dentro de la ambición de Bancolombia de movilizar más de $500 billones durante esta década hacia el fortalecimiento del tejido productivo, la construcción de ciudades y comunidades sostenibles y la inclusión financiera, temas por medio de los cuales materializa su propósito de promover desarrollo sostenible para el bienestar de todos.

Este compromiso incluye además la operación en otros países. Panamá, por medio de Banistmo, desembolsó US$1.664 millones bajo esta estrategia durante 2023, en el caso de BAM en Guatemala fueron US$1.632 millones, y en El Salvador Bancoagrícola otorgó US$1.344 millones.

Resultados trimestrales

Durante el primer trimestre del año, Bancolombia continuó siendo un aliado financiero clave para personas y empresas. A marzo, la entidad consolidó activos por $337 billones, así como un patrimonio de $36 billones.

Como resultado de su actividad, entre enero y marzo las utilidades de Bancolombia se ubicaron en $1,7 billones, un 3,1% menos que en el mismo trimestre del año anterior.

Igualmente, la entidad financiera sigue sumando usuarios en sus distintos canales digitales. A marzo, la App Personas cuenta con 8,8 millones de clientes activos digitales, mientras que en las plataformas de inclusión ya se acerca a los 26 millones de usuarios, con 6,4 millones en Bancolombia A la mano y 19,4 millones en Nequi.

Buscar

Anuncios