Cómo elegir el mejor CFD

Por Úrsula Alcalá

Un contrato por diferencias, mejor conocido como CFD, es un derivado financiero que a menudo se encuentra en las plataformas de trading y que también es utilizado por inversionistas de todo el mundo. El mismo permite a los traders hacer una predicción sobre las variaciones de precios de activos como acciones, divisas, materias primas y mucho más, sin necesidad de poseerlos.

Dado que existe una amplia variedad, aquí explicaremos cuáles son los aspectos a considerar a la hora de hacer una elección. Determinar el mejor dependerá de los objetivos, posibilidades e intereses del inversor.

El primer paso, elegir un bróker confiable

Antes de adentrarse en la operación con CFD, es crucial primero seleccionar un bróker confiable y que esté regulado. Realizar una investigación a fondo de aquellos que cuenten con mejor reputación y que tengan certificaciones y permisos legales. Asimismo, debe cumplir con los estándares de seguridad y transparencia. De esta manera, se garantiza la seguridad del dinero y la privacidad.

La principal razón de esto es que al operar con CFD, no se está comprando o vendiendo el activo en sí. En realidad, se realiza un contrato con el bróker, en el cual se acuerda el intercambio de la diferencia entre el precio inicial del activo y el precio de cuando se cierra el contrato. Debido al importante papel que el bróker juega en este proceso, tener uno de confianza es imprescindible.

Variedad de mercados y herramientas de negociación

Mientras mayor sea la variedad de mercado a disposición, mayores serán las oportunidades de inversión a las que se puede acceder. Muchos brókeres ofrecen una amplia cantidad de activos subyacentes para operar, tales como las principales bolsas de valores, índices bursátiles, materias primas, divisas y mucho más.

Órdenes disponibles

En la actualidad, es normal encontrarnos con muchos tipos de órdenes dependiendo de la estrategia de cada inversionista. Una de las más utilizadas es la de stop-loss, que permite reducir el riesgo a la hora de hacer un trade. Otros utilizan las órdenes OCO, trailing stops, entre otras. Es importante asegurarse de que el bróker ofrezca diferentes opciones para poder ejecutar estrategias con seguridad y comodidad.

Tarifas y comisiones

Para nadie es secreto que existen muchos costos asociados al trading, que suelen ser las comisiones y tarifas que establecen los brókeres por el uso de sus plataformas. Cada uno determina precios diferentes, por lo que es fundamental para el inversor analizar los cargos para saber cuál se adapta mejor a sus objetivos. Asimismo, hay que tener en cuenta que algunos brókeres pueden ocultar costos adicionales, aspecto con el que se debe tener cuidado.

Plataforma intuitiva

Actualmente, existen dos tipos de plataformas, las que se pueden acceder de manera online y las que requieren de una descarga e instalación. La primera suele ser la preferida, ya que ofrece una mayor accesibilidad y rapidez de uso. El inversor debe asegurarse de que el bróker que elija ofrece la modalidad que le brinde mayor comodidad.

Los riesgos del apalancamiento en el trading con CFD

Un aspecto que debe tenerse muy en cuenta es que los CFD son productos apalancados. Esto quiere decir que, para operar con ellos, solo se requiere realizar el depósito de una pequeña parte del valor total de la operación para abrir una posición. Por lo tanto, amplifica tanto las ganancias como las pérdidas. Es por ello que es crucial comprender cuáles son los riesgos relacionados con esta herramienta, así como la educación sobre cómo usarla.

El apalancamiento permite a los traders aumentar su exposición en el mercado sin contar con un gran capital. Por este motivo, si las operaciones salen bien, las ganancias aumentan, sin embargo, esto también significa que las pérdidas se ven amplificadas. Esto presenta un gran riesgo, principalmente por la volatilidad de los mercados, que pueden llegar a tener cambios drásticos en cortos periodos de tiempo.

También hay que considerar la llamada de margen. Se trata de una característica de los brókeres, en la que, si el valor de la posición apalancada cae por debajo de cierto límite, se le pide al inversor depositar más fondos para que la posición pueda seguir abierta. Esto es arriesgado, ya se podría perder incluso más dinero del esperado si el mercado no llega al valor esperado.

Comprender cómo funciona el apalancamiento es crucial. Antes de invertir en CFD y en cualquier plataforma de trading, es necesario crear una estrategia de gestión de riesgos, además de informarse muy bien sobre las herramientas que se pueden usar para evitar pérdidas importantes y ver frustrados los objetivos marcados en un momento inicial.

También te puede interesar