Una asistente del Palacio de Buckingham dimite por comentarios racistas

Foto: tomada de europapress.com

Una asistente del Palacio de Buckingham, identificada como Lady Susan Hussey, ha presentado su dimisión este miércoles después de protagonizar el martes un episodio racista con la fundadora de una organización benéfica a la que cuestionó en repetidas ocasiones su lugar de origen.

El Palacio de Buckingham ha emitido un comunicado en el que ha calificado los comentarios de “inaceptables y profundamente lamentables”. Si bien en un primer momento se desconocía a la responsable de este incidente racista, posteriormente la prensa británica ha confirmado que se trata de Hussey, antigua asistente personal de la difunta Isabel II y madrina del príncipe Guillermo.

“El racismo no tiene cabida en nuestra sociedad”, ha expresado Guillermo a través de un portavoz. “Los comentarios fueron inaceptables y es correcto que esta persona se haya echado a un lado con efecto inmediato”, ha ahondado el comunicado.

La afectada es Ngozi Fulani, quien acudió a una recepción de unas 300 personas organizada por la reina Camilla en calidad de fundadora de la ONG Sistah Space, que apoya a mujeres negras víctimas de violencia machista.

La líder del Partido por la Igualdad de la Mujeres, Mandu Reid, ha confirmado a la BBC que el “interrogatorio” al que se vio sometido Fulani fue “ofensivo, racista y poco amable”, cundiendo una “sensación de incredulidad” cuando Hussey insistía en preguntar sobre su procedencia a pesar de que ella reiteró que era británica.

Si bien tanto Reid como Fulani en ningún momento revelaron la identidad de Hussey, poco después del evento celebrado el martes la fundadora de Sistah Space acudió al perfil de Twitter de la ONG para transcribir aquella conversación.

— “¿De dónde viene?” — “Sistah Space — “No, ¿de dónde? — “Tenemos la sede en Hackney” — “No, que ¿de qué parte de África es?” — “No sé, no dejaron registros” — “Bueno, debe saber de dónde es, pasé un tiempo en Francia. ¿De dónde es?” — “De aquí, Reino Unido” — “No, pero ¿de qué nacionalidad es?” — “Nací aquí y soy británica” — “No, pero ¿de dónde viene realmente, de dónde viene su gente?” — “‘Mi gente’, señora, ¿qué es esto?” — “Ya veo, voy a tener el reto de hacer que me diga de dónde es. ¿Cuándo vino aquí por primera vez?” — “¡Señora! Soy británica, mis padres vinieron aquí en los 50 cuando… — “Oh, ya sé, habríamos llegado allí al final, ¡es caribeña!” — “No, señora, tengo raíces africanas, descendiente de caribeños y de nacionalidad británica”.

Tras conocer aquello, el Palacio de Buckingham ha emitido un comunicado remarcando que se toman “muy en serio” este tipo de incidentes y que esta persona, cuya identidad no ha revelado, se ha apartado con efecto inmediato del “cargo honorario” que ocupaba.

“La persona en cuestión desea expresar sus profundas disculpas por el daño causado y se ha apartado de su cargo honorario con efecto inmediato. Se recuerda a todos los miembros de la familia las políticas de diversidad e inclusión que deben cumplir y defender en todo momento”.

No es la primera vez que la sombra del racismo sobrevuela la Casa Real británica más allá de su pasado colonial, ya que en una muy comentada entrevista a la televisión estadounidense de los duques de Sussex, Enrique y Megan, esta aseguraba a la presentadora Oprah Winfrey que le constaba que en el seno de la familia real preocupaba el hecho de que sus hijos no fueran lo suficientemente blancos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password