Segundo tiempo y Acuerdo Nacional

Este 7 de agosto arranca el segundo tiempo del Gobierno Petro. El Presidente, seguramente entendiendo lo que ello implica, ha decidido reforzar su equipo con personas de altos quilates en el ejercicio público y leales a su proyecto de cambio. Hasta ahora ha nombrado 4 nuevos ministros, pero se espera que en los próximos días el revolcón se extienda a otros ministerios, agencias y entidades claves en la agenda de reformas y transformaciones que están a medio camino o aun por arrancar.

Se han escuchado estupideces, incluso de personas que arropadas de alternativas ejercen feroz oposición al gobierno, sobre estos cambios. Les parece una muestra de inestabilidad o de improvisación de Petro en el ejercicio de labor gubernativa. Olvidan o no saben que es del ABC del arte de gobernar, hacer los cambios o ajustes cuando las nuevas circunstancias políticas lo ameritan o cuando termina y arranca un nuevo momento en el desarrollo de la agenda del gobernante. Probablemente, desde el Palacio de Nariño responderán a esas críticas con el adagio popular, de “a palabras necias, oídos sordos”.

Sin duda, la llegada al Ministerio de Justicia de una penalista de altos méritos académicos y profesionales como Angela María Buitrago, es prenda de garantía en la continuidad del destacado papel del ministro saliente Néstor Osuna. La nueva ministra tendrá en sus manos terminar con éxito el diseño de la reforma a la justicia, el trámite de la ley ordinaria de la jurisdicción agraria, el debate sobre la Jurisdicción Especial de Paz como tribunal de cierre, la crisis carcelaria y la interlocución con la rama judicial para mejorar la justicia y blindarla de la acechanza de graves fenómenos de corrupción. Otra mujer con probada trayectoria técnica y publica llega al Ministerio de Transporte: María Constanza García, es una experta en el sector, de una incuestionable pulcritud publica que ha trabajado al lado del Presidente desde que fue su Secretaria de Movilidad en la Administración de Bogotá. Tendrá que poner el acelerador a las metas del Plan de Desarrollo en la materia y evitar que se repitan en el sector transporte negros episodios como los de Odebrecht o Chirajara.  Y Martha Carvajalino en Agricultura, otra mujer de trayectoria en el sector, tiene la enorme responsabilidad de superar los inexplicables retrasos en materia de desarrollo rural y reforma agraria integral con los que ha tenido que lidiar el gobierno.

Petro ha sorprendido a medio mundo con el nombramiento de Juan Fernando Cristo en el Ministerio del Interior. Este peso pesado del liberalismo como corriente política, es un conocedor como pocos del Congreso de la República, fue el creador de la Ley 1448 del 2011 o Ley de Víctimas que se constituyó en la antesala del proceso de paz con las extintas FARC liderando junto a Humberto de La Calle, Sergio Jaramillo, Roy Barreras y el Ex general Naranjo  las negociaciones, además de dirigir la incorporación de buena parte del Acuerdo del Teatro Colón a la Constitución y al ordenamiento utilizando el procedimiento del Fast track en el Congreso. Cristo tuvo el mérito de romper con un partido liberal secuestrado por Cesar Gaviria y crear el Movimiento En Marcha que reivindica la tradición progresista y socialdemócrata de las ideas liberales en Colombia, tiene una fluida interlocución con el centro político y goza de respetabilidad en la oposición y en la comunidad internacional.

Cristo en sus primeras declaraciones ha anunciado que sus prioridades se concentrarán en la búsqueda de un Acuerdo Nacional y en acelerar la implementación del Acuerdo de Paz. Acierta el nuevo Ministro en tanto la implementación de las reformas sociales y el trámite de las pendientes requieren de amplios consensos de la sociedad y de la institucionalidad. Los desafíos de las nuevas Ministras requerirán de un liderazgo como el de Cristo para tejer acuerdos y establecer puentes. Y la discusión sobre un eventual escenario constituyente tendrá en El un interlocutor calificado para darle serenidad y profundidad a semejante discusión que no se agota en el mecanismo y cuyo valor estriba en la capacidad para convertir el poder de la gente en acuerdos de Estado. No menos importante es la implementación de un pacto de paz tejido por el ahora Ministro y su conexión con la política de paz total. Seguramente las discusiones con el Expresidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño sobre este asunto adquieren otro tono y su llegada al gobierno será recibido positivamente por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que precisamente se reunirá este 11 de julio para escuchar el informe del Presidente de la República sobre el estado de la implementación del Acuerdo de Paz.

Cristo será el capitán del equipo del segundo tiempo de Petro. Bien sabe que tiene que aumentar los niveles de ejecución de los programas e inversiones públicas en todas las carteras y que puede ayudarle al presidente en una tarea en la que parece estar muy solo. Se trata de rematar el partido con audacia política, eficiencia y pulcritud. Y llegar con suficiente oxígeno al 26.

Antonio Sanguino

Buscar

Anuncios