Metro Studio convierte lo común en extraordinario

Con el concepto de Ingeniería Visual, Giovanni Granada, director general de Metro Studio, revoluciona la industria de los alimentos y las bebidas en Colombia al convertir la cinematografía en obras de arte filmadas a miles de  cuadros por segundo. 

En un mundo en el que las personas son bombardeadas a diario con cientos de imágenes y estímulos visuales, ofrecer algo diferenciador y memorable es la clave para que las marcas y sus productos sigan vigentes en la mente y las preferencias de los consumidores.

Además, la fuerte competencia que existe en esta industria exige que cada dos o tres meses se innove para responder a las necesidades de las empresas y de las personas.

Esos son los objetivos que Metro Studio se ha propuesto con la Ingeniería Visual.

“La implementación de innovaciones tecnológicas nos ayuda a ofrecerles a las marcas del sector de alimentos y bebidas una manera visual sin precedentes y completamente rompedora para que puedan mostrar sus productos, generar sensaciones y producir experiencias que antes no eran posible lograr en nuestro país”, comenta Granada.

En esencia, la Ingeniería Visual es la combinación de disciplinas como la mecatrónica, la robótica y la neumática con la programación, la dirección cinematográfica y el Food Styling para hacer posible la creación de imágenes de alimentos y bebidas en extremo deseables, capturadas desde ángulos extraordinarios y con acercamientos que son imposibles de captar por el ojo humano.

Este enfoque le permite a Metro Studio, que en 2024 cumple 31 años de trabajo ininterrumpido, crear visuales extraordinarios y estimulantes que agregan valor a productos, marcas y empresas.

“Nuestro trabajo con la Ingeniería Visual se convierte en el puente que conecta ciencia y arte, una de las disciplinas más avanzadas en la comunicación audiovisual”, destaca Giovanni Granada.

¿El resultado? La provocación.

Comer (o devorar) con los ojos es la reacción natural que tiene cualquier persona que se expone a las piezas elaboradas con esta innovación que trasciende las fronteras de lo convencional para desarrollar una cinematografía cautivadora, en la que los productos en movimiento adquieren una nueva dimensión.

Filmar a mil cuadros por segundo hace que los detalles  más mínimos y significativos se destaquen de una manera dinámica y casi palpable. Cada gota, cada grano adquiere una importancia visual única que le da mucha más vida a la narración publicitaria.

Una imagen creada mediante Ingeniería Visual no es solo perfecta; también, logra una percepción extraordinaria de calidad para transformarse en un símbolo muy fuerte en las mentes de la personas, agregando un valor significativo a marcas y productos

“Durante 31 años nos hemos destacado por la excelencia y la creatividad en todas las piezas visuales que creamos. Nos distinguimos por ofrecer cosas novedosas en el mercado y subir el listón que nosotros mismos hemos puesto tan alto, siempre con base en el cuidado por la imagen y en hacer que cada producto les resulte apetitoso a los espectadores”, dice el director general de Metro Studio.

Para alcanzar esos estándares cinematográficos, el equipo de Metro Studio implementa desarrollos propios que se suman a las tecnologías robóticas y de filmación adquiridos por la empresa con el fin de entregarles a los consumidores de los productos una experiencia sobresaliente que abra el apetito de todos sus sentidos.

Los resultados visuales obtenidos con la Ingeniería Visual les ayudan a las marcas a cumplir su meta más anhelada: que sus productos se destaquen en el mercado para seguir siendo relevantes.

Giovanni Granada no deja nada al azar, elimina la suerte y la convierte en una arte planificado y controlable.

Buscar

Anuncios