Seis maneras de usar el Internet con seguridad

Por Juan Gómez

No cabe duda de que el internet ha revolucionado el mundo entero, pocos inventos comparables a él, son existentes en la historia contemporánea. Pero, aunque es una herramienta de maravillas casi ilimitadas, no es perfecta y puede ser increíblemente peligrosa si es utilizada sin medidas de prevención y protección.

Con el paso de los años, nuestro día a día ha pasado a ser en gran medida “digital”. La mayoría de nosotros, sea por trabajo o diversión, está utilizando el internet un número de horas bastante significativo. Esto nos hace vulnerables a ser víctimas de infinidades de ciberdelitos y fraudes mientras navegamos en Internet.

Por esto no es de extrañar que los expertos también han procurado presentar al público, maneras para protegerse de posibles fraudes, estafas, secuestro virtual de equipos y otros miles de delitos cibernéticos que ocurren diariamente en todo el planeta.

Los ciberdelitos más comunes son las estafas (el criminal roba la identidad de su víctima con datos personales y contraseñas; daños de datos informáticos (el hacker borra bases de datos o interfiere con sistemas informáticos); la extorsión (el delincuente chantajea a la persona con información que obtiene de los datos personales de su equipo); y finalmente el acoso (la víctima es intimidada, amenazada y algunas veces, humillada por parte del delincuente.

Ciberdelitos a nivel mundial

Puesto que muchos trámites necesarios de realizar diariamente han migrado a la web, también así lo han hecho los crímenes. Los perpetradores emplean su conocimiento en informática para múltiples actos ilegales, poniendo en peligro el patrimonio e integridad de organizaciones e individuos.

o sorprende que la pandemia, al obligarnos a todos a trasladar de mayor manera la vida al internet, generó que estos delitos aumentaran de forma exponencial desde el 2020 hasta la fecha. Estadísticas mundiales afirman que los delitos han incrementado un 150%, solo en 2021 los bancos recibieron hasta 1.362 millones de intentos de ataques y robos virtuales.

Los números no mienten, puede ser muy abrumador conocer la cantidad de dinero que ha sido robado, bases de datos dañadas en su totalidad o personas cuya salud mental se ha visto afectada por ciberacoso y todo a través del internet.
Esta es la lista, en orden, de los 5 países que más han sufrido de ciberdelitos en los últimos años, según los datos publicados:
Estados Unidos de América, Alemania, España, Francia ySuiza.

¿Cómo puedes protegerte?

Con el aumento de la frecuencia de estos delitos y la creación de organizaciones que se especializan en mejorarlos cada día, es evidente que los gobiernos han tratado de fomentar estrategias para la protección de su gente, empresas y organizaciones. Tal es el caso, que el 6 de febrero se celebra cada año el Día de Internet Seguro, en el que se fomentan buenos hábitos para navegar en internet de forma más consciente y segura.

Es cierto que utilizar el internet nunca será 100% seguro, pero podemos recurrir a medidas de protección y el uso racional de la web. Por ejemplo, si gustas de los juegos de casino en línea y las ofertas que pueden traer, como un bono sin depósito, giros gratis o bonos de bienvenida, debes informarte primero y ver que la página cumpla con criterios de seguridad de los que puedes aprender en guías web. En uno de los mejores sitios web de juegos de casino https://www.slotozilla.com/es/bono-sin-deposito puedes encontrar una guía completa sobre cómo empezar a jugar gratis en casino en línea sin invertir el dinero y obtener los bonos

Ahí recae nuestra mejor arma, informarnos y aprender sobre cómo ocurren estos ataques y qué programas y medidas prácticas puedes usar para evitarlos. Te dejamos 6 tips para hacer muchísimo más segura, tu experiencia navegando en internet.

Usa una red de confianza para navegar

La conexión a internet que utilices mientras realizas tus actividades como ver videos, jugar online o comprar cosas, debe ser una que te proporcione confianza y seguridad. Si te encuentras en un espacio público, no es lo mismo utilizar la red disponible de un establecimiento de fiar a la primera red pública no conocida que aparezca en tu lista.

Recomendamos que, si vas a hacer cosas importantes que requieran uso de contraseñas, en definitiva, debes usar redes privadas. La red de tu casa o alguien conocido en quien confíes. De este modo, proteges tu dinero y datos al evitar robos de contraseñas para suplantación de identidad.

Creemos que el uso de redes públicas como aquellas disponibles en los centros comerciales o plazas, deben limitarse a actividades que no requieran de introducir contraseñas ni datos personales.

Opta por contraseñas segura

Es cierto que, al crear una contraseña, tendemos a recurrir a datos importantes para nosotros como fechas de cumpleaños, nombres de mascotas, familiares o información relacionada a nuestra pareja. Estos datos son muy fáciles de adivinar, sobre todo actualmente, por lo pública que es nuestra vida al usar las redes sociales.

Trata de que las contraseñas que uses para acceder a tus cuentas no sean muy cortas ni predecibles. Además, aunque puede ser un poco tedioso, es fundamental que tengas diferentes claves para los múltiples sitios web que utilices. Tener la misma para todo te expone demasiado en caso de que esta sea robada.

Averigua qué gestores de contraseñas seguros puedes encontrar y si es necesario pagar, estos pueden ser una herramienta excelente para crear contraseñas más difíciles y por ello más seguras. No debes olvidar guardar estas contraseñas en un lugar seguro, preferiblemente al que

Solo tú debes tener el acceso

Mantén actualizados tu sistema operativo y catálogo de aplicaciones. Con las últimas versiones del software que utilices en tu equipo, te aseguras de que las actualizaciones de seguridad sean eficaces y cuenten con las modificaciones correctas según los tipos de amenazas cibernéticas que se van optimizando cada día.

Los parches de seguridad de tu equipo son de instalación obligatoria si quieres navegar de forma segura. Al pasar mucho tiempo sin actualizar tu sistema operativo, quedas muy expuesto ante las amenazas que si se actualizan a cada momento para poder llegar a más y más equipos que trabajen con internet.

La misma idea va con las aplicaciones, al mantener al día los parches de seguridad, tu equipo gozará de mucha más protección.

Invierte en un antivirus de calidad

Los antivirus te ayudan a evitar amenazas que puedan dañar el dispositivo en el cual te encuentras navegando en la web, analizan tu equipo e indican si algo va mal. Quizás con todas las herramientas disponibles actualmente, la idea de un antivirus pueda parecer poco moderna, pero, un buen antivirus sigue siendo algo muy útil hasta la fecha.

Esta es una mini lista de los mejores antivirus del 2022, todos excelentes y logran combatir casi los malware más comunes que acechan la web: Bitdefender, Norton, McAfee, Kaspersky, Panda.

No dudes en hacer el gasto, creemos que lo vale al 100% ya que los virus informáticos más conocidos, como los troyanos, siguen evitándose gracias a la intervención de estos programas. Ciertamente, los virus más novedosos necesitarán algo más fuerte que un antivirus clásico, pero al menos te dará mayor sensación de seguridad.

No des datos personales a la ligera

Esto es parte del sentido común y prudencia, pero a veces no está tan presente al momento de que alguien trata de estafarte. Bajo ninguna circunstancia, debes suministrar datos demasiado personales a alguna organización o individuo en internet.

Algunos criminales expertos en el ciberdelito pueden, por ejemplo, localizar tu número asociado a aplicaciones como WhatsApp y tratar de robarlo para suplantar tu identidad. Nunca des códigos que fueron enviados a tu teléfono, ningún trabajador directo de una compañía legal va a hablarte para solicitar este tipo de cosas. Cuida tu información.

Precaución con los emails que recibas y los links que abras

Los correos basura son de lo más básico que debes conocer en este ámbito. A todos nos han llegado correos muy extraños alguna vez, y aunque tal vez tu sentido común te diga que no darás clic en los emails poco confiables que recibas, es imposible simplemente no hablar del por qué es tan importante recordar esto.

En definitiva, no debes descargar a la ligera todos los archivos que llegan a tu email, ni abrir cualquier enlace solo porque sí. Estos pueden tener virus que dañe tu equipo o pueden ser usados para robar tu información como claves y datos privados de cuentas.

Otra práctica muy conocida, es aquella donde al navegar en una página, te aparecen ventanas emergentes con anuncios llamativos o vídeos. No abras estos enlaces, ya que pueden ser virus diseñados para secuestrar tus cuentas o archivos.

También te puede interesar