Falta de proyectos en Bogotá enturbia plan de vivienda

El ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, expresó su preocupación por lo que acontece con el sector de la construcción en Bogotá, una caída del 30 por ciento en la actividad.

Según Vargas Lleras entre Bogotá y Cundinamarca se está comprometiendo el 50 por ciento de la construcción en el país, aspecto que se reflejará en el no cumplimiento de las metas trazadas por el gobierno y que finalmente arrastrará el comportamiento general en toda Colombia.

“Al evaluar la variación anual del acumulado de unidades iniciadas para las 15 principales ciudades del país, se observa que Bogotá y Soacha aportaron apenas el ocho por ciento cuando en años anteriores contribuían con la mitad de la variación nacional”, afirmó el Ministro.

Sostuvo que el desarrollo de proyectos de vivienda tipo VIP y VIS no ha sido posible en los municipios aledaños a Bogotá por la incertidumbre con el suministro de agua, factor que complica todo.

Vargas hizo un llamado para que las autoridades de Bogotá y Cundinamarca superen de manera rápida por medio de un diálogo franco, sus diferencias y empiecen a trabajar mancomunadamente pata atender el déficit habitacional de la región.

“Bogotá debe entender que la inexistencia de una oferta formal de vivienda en su propio territorio y en el de sus vecinos, repercutirá necesariamente en un proceso más descontrolado de migración y de crecimiento desordenado de la capital, con todas las implicaciones socioeconómicas que ello conlleva”, aseveró el funcionario durante la instalación del Séptimo Gran Salón Inmobiliario impulsado por la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá.

Agregó que no tiene ninguna presentación que algunos proyectos de Soacha se estén haciendo con carro taques y criticó el hecho qu algunos proyectos culminados en Bogotá no tienen aún acometidas. “Muchas personas están en sus nuevas casas con agua de camiones cisterna”.

El jefe de la cartera de Vivienda precisó que en este rifirrafe la que saldrá más perjudicada será Bogotá que en los últimos diez años no entrega una sola vivienda de interés prioritario (VIP).

Este viernes se llevará a cabo una reunión en Casa de Nariño entre el Presidente y el Alcalde de Bogotá en donde serán abordados los temas de vivienda y otros de interés para la comunidad como el no suministro de agua para Cundinamarca que obligaría a replantear las condiciones para la administración del recurso hídrico.


Vargas lo averiguó

Sobre la inquietud del Alcalde Mayor de Bogotá a propósito de la pérdida de algunos subsidios para la población desplazada, el Ministro dijo categóricamente que en la capital no se ha desaparecido ninguno de estos auxilios. Aclaró que tampoco en verídico que la Corte haya establecido un número específico de asignaciones para esta población en Bogotá.

“Lo que la Corte ha establecido a través de sus fallos y providencias es que se debe dar una atención prioritaria a esta población por su condición de vulnerabilidad y eso lo estamos cumpliendo”, indicó.

Reveló que el Presidente Santos expidió el decreto que se presentará sobre la focalización y la asignación de las 100.000 viviendas a tiempo que aclaró que el segmento más importante de dicha asignación recaerá en manos de los colombianos desplazados para que se puedan ejecutar los subsidios de desplazamiento que nunca tuvieron un cierre financiero.

Para el Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio la idea es remplazar los subsidios para vivienda por soluciones para miles de familias pobres.

Señaló que desde 2003 hasta la fecha, el gobierno nacional a través del Fondo Nacional de Vivienda le asignó a Bogotá 7.758 subsidios familiares de vivienda para la población desplazada por valor de 87.000 millones de pesos. Denunció que tristemente esta política contrasta con la baja oferta e proyectos VIP que desde hace ya varios años registra Bogotá. “Según Camacol, con corte al mes de Junio de 2012 en la capital tan solo se han entregado 454 soluciones a la población desplazada”.

Aclaró que la ciudad cuenta con 2.923 subsidios de vivienda para desplazados aún sin aplicar por valor de 40.000 millones de pesos y todo por la baja oferta de proyectos.

“No hay proyectos ni suelo habilitado, luego que hacemos nosotros. Yo si le contesto al señor Petro que los recursos se asignaron, que la plata no se perdió y que queremos aplicarla, pero el lío es que en Bogotá no hay proyectos en marcha ni en donde esta población desplazada pueda hacer su cierre financiero”, dijo Vargas.

Explicó que el diez por ciento de las 100.000 viviendas se aplicará en Bogotá, es decir 10.000 hogares que costarán 400.000 millones de pesos, pero solo si se entregan los lotes públicos que fueron ofrecidos para el programa y que a la fecha ni uno ha llegado para cerrar el convenio con la administración distrital.

“Nadie entendería que la capital del país se quedara por fuera de este programa”, subrayó.

Reiteró que los desplazados si tenían los doce millones de pesos en subsidio para vivienda, lo malo fue que no tenían en donde ejecutarlos. De todas maneras, indicó, el gobierno les dará diez veces más de lo que el Alcalde reclama en subsidios.

Vargas Lleras dijo que en el momento en que la Alcaldía entregue los lotes serán asignadas las viviendas porque los recursos están listos.

Al ser consultado por Confidencial Colombia sobre la realidad de la vivienda prioritaria para Bogotá, el ministro Vargas Lleras reconoció que tal y como están las cosas, el Distrito Capital está por fuera del plan gubernamental de las 100.000 viviendas.


Las tristes cifras de Bogotá

El ministro de Vivienda dijo que al cierre del primer semestre de este año hubo una desaceleración en los principales indicadores de la construcción y la propiedad raíz.

En ese periodo hubo contracción toda vez que los lanzamientos cayeron en 19 por ciento, las ventas de vivienda e redujeron en 15 por ciento y ls iniciaciones en 19 por ciento. Las unidades licenciadas para construcción de vivienda decrecieron también en 32 por ciento. Allí la explicación se da por el cambio de la norma en materia de sismo resistencia.

También te puede interesar