Inteligencia artificial, tecnología de punta y talento humano calificado, fueron las demandas del reciente Congreso Internacional de Seguridad

Alrededor de 200 representantes del gremio de seguridad privada de países de Latinoamérica y de Europa hicieron parte del VI congreso internacional de seguridad citado por la Confederación nacional del Gremio de la Vigilancia Privada de Colombia (Confevip).

 El evento que duró varios días, contó con la participación de referentes de compañías provenientes de España, Argentina, Colombia, Ecuador, México, entre otros, en la isla de Punta Cana, República Dominicana.

Teniendo en cuenta un informe dado a conocer por el Índice de crimen organizado (Ocindex), en 2022, los países de América Latina, aumentaron su criminalidad en un 5% a raíz de la reestructuración de las organizaciones delincuenciales.

La tendencia negativa en materia de seguridad que presenta el continente marca la necesidad de implementar cuanto antes el conocimiento que tiene el gremio de vigilancia para contrarrestar los comportamientos delictivos.

La adquisición de dispositivos tecnológicos de última tecnología combinados con la inteligencia artificial, serán los principales aliados del talento humano de las compañías que operan en pro de la seguridad, es una de las conclusiones de los expertos.

Uno de los casos de éxito de empresas de seguridad expuestos en el marco del Congreso, es el de Prosegur, una de las compañías del sector más grandes del planeta y que ha prestado sus servicios a conciertos de los más demandantes en materia de seguridad a nivel mundial, así como conciertos, partidos de fútbol, tenis y la respuesta en situaciones adversas como lo son las protestas ciudadanas.

Para los eventos deportivos cuentan con “Yellow”, un perro robot que detecta movimientos sospechosos y emite alertas al personal de seguridad por medio de tecnología 5G: “Yellow es un perro robot que  puede realizar labores como medir niveles de oxígeno, sumado a una gran capacidad de detección de rostros, siendo clave para la realización de los eventos en los que estamos presentes”, declaró Luis Asunción, Director comercial de Prosegur.

También cuenta con un robot de 1,90 metros de altura que contribuye en labores de vigilancia producto de las cámaras que tiene instaladas. Sin embargo, estas acciones son insuficientes sin la capacidad humana: “Tenemos un robot que parece un humano. No es una inteligencia que remplace a los humanos porque no piensa, no está adecuado y tenemos mayor capacidad de respuesta con personas; es una herramienta que nos ayuda a la toma de decisiones. Es ideal para la supervisión se situaciones de alto riesgo para el personal”, argumentó el representante de la empresa de seguridad.

Los espectáculos deportivos como partidos de fútbol, simbolizan un gran desafío para ellos. Uno de los objetivos además de evitar peleas y disturbios al interior de los estadios, es la fase de prevención que cuenta con ayuda de los equipamientos tecnológicos, la labor de personal infiltrado en las gradas que emite alertas de posibles hechos de violencia y otorga las pautas para poder desactivar ese tipo de situaciones negativas en los encuentros deportivos.

Las acciones y la experiencia de la empresa del panelista contribuyen significativamente a los más de 200 asistentes al VI congreso de seguridad con consejos de cómo articular dispositivos tecnológicos de vigilancia con habilidades estratégicas del personal encargado.

El emplear estos equipos en el conocimiento de las amenazas a la seguridad, conocer el comportamiento de estos individuos, se hace indispensable para que las empresas de vigilancia desarrollen una labor impecable en sus zonas de incidencia.

También te puede interesar