El Papa arremete contra el hedonismo

Por Europa Press

El Papa ha arremetido contra el «hedonismo» que mercantiliza a las personas y «estropea las relaciones» al condenar del mismo modo todas «las cadenas» que ahogan «la libertad».

«Pienso en las modas dominantes, que nos empujan a un perfeccionismo imposible, al consumismo y al hedonismo, que mercantilizan a las personas y estropean sus relaciones», ha señalado Francisco durante el ángelus de este domingo.

El Pontífice ha rezado como cada domingo la oración mariana asomado a la ventana de su estudio privado y ha hecho también un llamamiento a la reconciliación en Birmania. «Desde hace tres años el llanto del dolor y el ruido de las armas han sustituido a la sonrisa que caracteriza al pueblo de Myanmar (Birmania): me uno, por tanto, a la voz de algunos obispos birmanos para que las armas de destrucción se transformen en instrumentos para crecer en humanidad y justicia; la paz es un camino: Pido a todas las partes implicadas que den pasos de diálogo y se revistan de comprensión para que la tierra de Myanmar alcance el punto medio de la reconciliación fraterna y se permita el paso de la ayuda humanitaria para que cada persona tenga lo que necesita», ha destacado.

Asimismo, ha celebrado la liberación en Haití de las seis religiosas de la Congregación de Religiosas de Santa Ana que fueron secuestradas el pasado viernes por un grupo armado mientras se dirigían en un autobús a la universidad de la capital, Puerto Príncipe.

«Me he enterado con alivio -ha dicho – de la liberación de las monjas y de otras personas secuestradas con ellas en Haití la semana pasada. Pido que se libere a los que siguen secuestrados y que se ponga fin a todas las formas de violencia. Que todos ofrezcan su contribución para el desarrollo pacífico del país, para el que se necesita un apoyo renovado de la comunidad internacional»

El Papa también se ha referido a la situación en Ucrania y ha pedido oraciones «por todas las víctimas, especialmente civiles, causadas por la guerra». «Que se escuche su grito de paz y el grito de la gente que está cansada de la violencia y quiere que cese la guerra que es un desastre para los pueblos y una derrota para la humanidad», ha pedido

Por último, el Papa ha expresado su preocupación por los afectados por un ataque armado durante la misa en una iglesia de Estambul.

Durante su alocución, el Pontífice ha criticado la «idolatría del poder», que «genera conflictos y recurre a las armas que matan o se sirve de la injusticia económica y de la manipulación del pensamiento». Francisco ha deplorado también las tentaciones y condicionamientos que «minan la autoestima, la serenidad y la capacidad de elegir y amar la vida» así como «el miedo, que hace mirar al futuro con pesimismo».

Para el Papa, son ejemplos de las cadenas que usa «el diablo» para poseer las almas de los hombres. «Jesús –ha afirmado el Papa– vino a liberarnos de todas estas cadenas. Jesús libera del poder del mal y ¡nunca dialoga con el diablo! Con el diablo no se dialoga, porque si se dialoga él gana. Con el diablo no se negocia».

También te puede interesar