«Sostenibilidad en 2024: Innovaciones, Desafíos y Oportunidades para las Empresas»

Por Raúl Arce

El 2024 se perfila como un año crucial para la sostenibilidad empresarial, con el surgimiento de diversas tendencias que influirán en el ámbito de la responsabilidad corporativa, el impacto social y ambiental. Medios como Forbes o Fastcompany destacan varias tendencias clave para este nuevo año, que van desde avances tecnológicos hasta cambios en el enfoque empresarial y regulatorio.

Algunos expertos plantean que las empresas se han visto inmersas en un ciclo de “gestión de la sostenibilidad”, es decir, que las corporaciones han estado centradas en desarrollar sus funciones de reporte e información estructurando flujos de datos que permitan satisfacer las demandas de los estándares normativos de diversos países. En esta línea es previsible que el primer semestre de 2024 esté dominado por las pautas de la Directiva de la UE sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD), que entrará en vigor el 1 de enero, y las divulgaciones relacionadas con el clima de la SEC de EE.UU., previstas para abril.

No obstante, se espera que en el 2024 se vea el inicio en el cambio de esta tendencia, pasando de la sostenibilidad gerencial a la sostenibilidad empresarial, lo que implica un enfoque más orientado a la innovación, el desarrollo de nuevos productos y soluciones para un impacto social y ambiental sostenible, y la búsqueda de ventajas competitivas.                                              

Dentro de las tendencias Clave de Sostenibilidad para 2024, se destacan las siguientes:

  • Tecnología Financiera Climática (Climate FinTech), que son las innovaciones, aplicaciones y plataformas digitales que sirven como intermediarias financieras entre todas las partes interesadas en el cambio climático, jugarán un papel crucial en la canalización de inversiones hacia la energía renovable, la captura de carbono y la sostenibilidad ambiental y social en general.
  • Innovaciones Tecnológicas Climáticas, avances significativos en tecnologías que ofrecen esperanzas para la lucha contra el cambio climático y la promoción de un futuro sostenible. Entre estas invenciones se destaca el combustible para avión elaborado a partir de dióxido de carbono por Air Company, o los cruceros impulsados por una combinación de energía eólica y solar fabricados por la compañía noruega Hurtigruten.
  • Ampliación del Alcance de la Sostenibilidad: Además de centrarse en la neutralidad de carbono, se espera que las empresas amplíen su enfoque de sostenibilidad para abordar otros aspectos, como la gestión de riesgos climáticos y el uso de inteligencia artificial para la sostenibilidad.

Las empresas de todo el mundo están ajustando sus estrategias para alinearse con las nuevas directivas en sostenibilidad. En este contexto, es fundamental que las organizaciones consideren la integración de las tendencias mencionadas anteriormente en sus planes de expansión. La tecnología financiera climática, por ejemplo, ofrece oportunidades para la inversión en energías renovables y proyectos de sostenibilidad, lo que puede ser clave en la expansión de empresas con un enfoque sostenible.

Las innovaciones tecnológicas climáticas, por su parte, no solo representan una oportunidad para mitigar el impacto ambiental de las operaciones empresariales, sino que también pueden ser un motor de crecimiento a través del desarrollo y la comercialización de tecnologías sostenibles.

En cuanto a la ampliación del alcance de la sostenibilidad, las empresas que consideren aspectos más allá de la neutralidad de carbono, como la gestión de riesgos climáticos y el uso de inteligencia artificial para la sostenibilidad, estarán mejor preparadas para enfrentar los desafíos futuros y, al mismo tiempo, aprovechar las oportunidades que surjan en un entorno empresarial en constante cambio.

En conclusión, el 2024 se presenta como un año de transformación en el ámbito de la sostenibilidad empresarial, con un enfoque renovado en la integración de la sostenibilidad en la toma de decisiones empresariales, el desarrollo de soluciones sostenibles y la adopción de tecnologías climáticas innovadoras. Las empresas que se anticipen y se adapten a estas tendencias no solo estarán en una posición ventajosa, sino que también se destacarán como líderes en un mercado cada vez más consciente y exigente. En este contexto, la consideración de estas tendencias en las estrategias de expansión empresarial puede ser un factor determinante para el éxito a largo plazo y la contribución a un futuro más sostenible.

Encuentre aquí más columnas de Raúl Andrés Arce Calderón

También te puede interesar