Las ventas en vivienda de interés social registraron cifras negativas, según Camacol

Por Oscar Sevillano

El más reciente informe de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) reveló una caída en la ventas de vivienda de interés social del 49,7%.

De acuerdo con el reciente boletín de Coordenada Urbana de Camacol, «en total se vendieron 106.554 viviendas menos frente al 2022, lo que representa una reducción de $ 20 billones en la inversión en vivienda por parte de los hogares.

El gremio de la construcción estima que la disminución en las ventas ha impactado los inicios de obra de nuevos proyectos. Para diciembre del 2023 se habían iniciado un total de 138.418 viviendas frente a las 193.387 contabilizadas al cierre de 2022 (-28,4 %).

El menor ritmo de iniciaciones se ha dado de manera generalizada en la No VIS, que cae a una tasa del 22,5 %, mientras que la VIS cerró el año con una reducción del -30,6 % frente al 2022. Menores niveles de obra anticipan posibles efectos en el
empleo y el PIB, de manera que es imperativo implementar una estrategia que permita impulsar la construcción de nuevas viviendas”. Así lo indicó Guillermo Herrera, presidente ejecutivo de Camacol.

El 2023 cerró con cerca de 38 mil hogares que han tenido que desistir de la compra de su vivienda. La cifra representa un crecimiento del 62,9 % frente al 2023. El 78,1% de las unidades desistidas fueron VIS, con lo cual el segmento incrementó el
volumen de renuncias en 91,5 %.

Camacol responsabiliza al Ministerio de Vivienda por el desistimiento en la compra del vivienda de interés social que hoy se encuentra en un 31%. «Mientras que factores asociados al crédito pesan el 25 % dentro de las causas de las renuncias.
Combinados, ambos factores explicaron cerca de 16.500 de las 29.468 unidades desistidas en el segmento VIS», explica el gremio.

El presidente ejecutivo de Camacol reiteró que la prioridad en el 2024 es revertir la tendencia negativa de los indicadores comerciales y de obra. “Esperamos que durante este año las tasas de interés hipotecarias se empiecen a moderar siguiendo
la tendencia de la inflación. Esto permitirá mejorar las condiciones de financiación de los hogares que quieran comprar vivienda y será un factor determinante en la reducción de los desistimientos”, señaló Herrera,

El presidente de Camacol considera que el segmento VIS requiere del impulso de la política de vivienda que inicia el año con un déficit cercano a los 25 mil subsidios”, puntualizó, agregando que se estima que para el 2024 se necesitarán entre 72 mil y 75 mil subsidios del programa Mi Casa Ya (MCY), los cuales son superiores a los 50 mil presupuestados por el Gobierno Nacional.

También te puede interesar