Venezuela hace caso omiso a las advertencias de EEUU

Por Europa Press

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez, ha propuesto este martes elaborar un calendario electoral con la participación de todos los sectores del país durante la próxima semana, anuncio que ha sido respaldado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

«Todavía creen que pueden tomar decisiones a cuenta de su poderío, chantaje, de su soborno, secuestro y robo que hicieron al oro de Venezuela. Estoy seguro de la esplendorosa lección que dará el pueblo de Venezuela. Están todos convocados para el próximo lunes, vengan todos y elaboremos el próximo cronograma electoral. ¡Aquí hay un pueblo decente, democrático y vamos a elecciones presidenciales en este 2024!», ha declarado.

Rodríguez ha convocado a los candidatos, precandidatos, sociedad civil, empresas, universidades y profesorado para el próximo lunes y ha indicado que «antes de que termine la semana» estarán elegidas las fechas para los comicios. «Le decimos al vocero de Estados Unidos que se meta su cronograma por donde le quepa», ha concluido, en referencia a las declaraciones del portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, que dio hasta abril de plazo para cumplir con los Acuerdos de Barbados.

Poco después, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha manifestado su respaldo a la iniciativa de Rodríguez, asegurando que la revolución bolivariana es garantía de paz y que es hora de establecer «elecciones ya». También ha expresado su rechazo a «las amenazas gringas contra Venezuela».

En este sentido, ha remarcado que las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos son «ilegales» y no ha dudado en tildarlas de «genocidio económico» que afecta a toda la población del país latinoamericano.

Muchas esperanzas

Por su parte, el Gobierno estadounidense ha subrayado que tiene «muchas esperanzas» en que se respete el acuerdo sobre una hoja de ruta electoral que supone el anuncio del calendario electoral acordado con la oposición. «Lo más importante es que significaría que todos los candidatos políticos de la oposición democrática podrían participar libremente en las elecciones presidenciales de 2024. Y eso, por supuesto, no es lo que hemos visto», ha indicado el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller.

«Así que iniciamos este proceso de buena fe. Queríamos lograr varias cosas. Primero, queríamos asegurar la liberación de los diez estadounidenses que están detenidos en Venezuela (…) Queríamos conseguir la liberación de un prófugo de la justicia. Pudimos lograr ambas cosas. Queríamos ver a Venezuela retomar el camino hacia la democracia, y todos dejamos claro que si no lo hacían, teníamos la capacidad de retirar nuestras sanciones, y seguimos dispuestos y comprometidos a hacerlo si no cambian de rumbo», ha afirmado.

Miller ha considerado que Caracas ha tomado «medidas muy preocupantes»: «Ustedes han visto la respuesta de Estados Unidos», ha concluido. Sin embargo, ha hecho hincapié en que «todavía hay tiempo para que el régimen de Maduro cambie de rumbo», que permita elecciones libres y justas».

También te puede interesar